La importancia de la Gratitud.

El que no es agradecido con todo lo que tiene, no puede estar en buenos términos con la felicidad. Agradece hasta lo menos importante que tienes, dedica cada día, un tiempo para agradecer y cosas maravillosas llegaran a tu vida. Adopta la costumbre de agradecer, todos los días. Por la oportunidad de estar vivos.

Eres el único responsable de tu vida.

Aprende a rechazar las creencias, y actitudes que aprendiste de tu padres o de cualquier otra persona, pues ya eres adulto y sabes la diferencia entre una creencia buena o mala. También sabes las consecuencias que ellas representan. No importa lo que hizo tu madre o tu padre. La responsabilidad ahora es solo tuya.

¿Quieres cosas agradables en tu vida.

Si quieres cosas agradables en tu vida, recuerda que esas son las consecuencias de previas alegrías. Y las cosas desagradables, son los resultados de temores o molestias. Recuerda que todo depende de ti. Se Feliz, mereces Abundancia de cosas buenas.

Deja el Pasado atrás.

Deja el pasado en el pasado. Recuerda que lo único importante es el presente el aquí y el ahora. Si quieres ser feliz toma eso en cuenta, el pasado es para aprender de el y no para vivir de el.

Evita las palabras altisonantes.

Siempre ten presente, que con actitudes negativas y palabras altisonantes, la felicidad, la paz, la alegría y el amor, no pueden crecer en ti. cada vez que te descubras con una actitud negativa, recuérdalo y cambia la actitud. Te deseo todas las cosas buenas que Dios tiene para ti !!

Para ti, para mi, y para todos.

Recuerda que mereces Amor, mereces Armonía, mereces Paz, mereces abundancia, mereces todo lo bueno que Dios tiene para ti, porque eres hijo de Dios y heredero de su reyno. Nunca lo olvides !!

El Amor lo es todo.

El amor e un sentimiento que necesita ser proyectado no solo hacia uno mismo sino hacia otras personas. El otras palabras es la fuerza que nos impulsa para hacer el bien.

Dar con alegría.

Todos tenemos algo que dar. Podemos dar un consejo, podemos dar una palabra de aliento, podemos dar amor, podemos dar dinero. Siempre tenemos algo que dar. Dios ama al dador alegre.

Acéptate tal y como eres.

Acéptate con tus errores y virtudes. Acepta a los demás tal y como son. Acepta que todos somos hijos de Dios y meceremos todo lo bueno que Dios tiene para darnos. No hay nada mejor que sentirnos merecedores de todo lo bueno.